17 octubre 2007

Nuestro paso por Caicara ( Irene, Juanjo y Carmen Loli )



Hola a todos, somos Irene, de Motril (Granada) y Juanjo y Carmen Loli, de Cuevas de San Marcos (Málaga). Este verano hemos tenido el privilegio de vivir una experiencia inolvidable y nos han pedido que la compartamos con vosotros.
Comenzamos el viaje el 25 de julio, sin embargo, Caicara, Santa Rosalía, Morichalito,... eran lugares que ya estaban en nuestro corazón desde hacía años, gracias a Juan Manuel Barreiro y Eladio Ocaña, sacerdotes que estuvieron en Cuevas de San Marcos y que habían trabajado anteriormente en la misión. Ellos nos enseñaron a amarla.
Un punto en común en nuestra amistad ha sido siempre la fe y la necesidad de vivir una experiencia misionera. Le comentamos a Irene el trabajo que la Diócesis de Málaga estaba realizando en Venezuela y le pareció muy interesante. Así que cuando nuestro amigo Juan de Jesús nos comunicó su nuevo destino, no lo dudamos ni un momento y creímos que Dios nos ponía la oportunidad en bandeja.
Conscientes de que un mes se queda corto para llevar a cabo algún proyecto, simplemente nos ofrecimos a ayudar en lo que pudiéramos.
Los primeros días fueron de toma de contacto con la misión y con los sacerdotes que trabajan en ella: Manuel Arteaga, Manolo Lozano, Antonio Collado, Juan de Jesús Báez. A ellos le debemos nuestra gratitud y admiración.
Desde el principio nos abrieron la puerta de su casa y nos hicieron sentir en la nuestra. Una casa viva, como la misión en la que trabajan y en la que todo el mundo tiene cabida.
En ellos hemos descubierto grandes personas capaces de entregar toda su vida y esfuerzo por mejorar la de los demás.
Cada fin de semana, acompañábamos a Juande en sus comunidades, así hemos conocido: Santa Rosalía, La Culebra, Cuchivero, Las Bonitas, San Pedro de las Bonitas, El Salado, La Candelaria, Quirivití, La Raya, La Pastora y Barrialón, donde hemos encontrado personas admirables que nos brindaron todo lo que tenían y nos transmitieron alegría y ganas de disfrutar lo que la vida nos ofrece.
La labor que realizan aquí los sacerdotes es inmensa, puesto que tienen que atender a un gran número de comunidades, que además están muy dispersas y muchas son de difícil acceso. Por eso, la radio se convierte en otra herramienta más para compartir con ellos la Palabra de Dios. Acompañados por Juande, tuvimos la suerte de conocer y participar en Radio Selva y Radio Guacamaya, dos de las emisoras que tiene el Estado Cedeño y que realizan una labor de evangelización muy importante, sobretodo, en las comunidades más alejadas.
Sin duda, la experiencia más gratificante han sido los campamentos que hemos realizado con los niños y jóvenes de algunas comunidades.
Primero hicimos el de los niños de 7 a 12 años en Santa Rosalía. Fueron tres días muy intensos en los que contamos con la inestimable ayuda de la catequista Irian y el seminarista Alexi. Nuestra intención era que pasaran unos días diferentes en los que pudieran, además de divertirse, crecer como personas a través de los valores que nos transmitió Jesús con sus parábolas.
El campamento juvenil se realizó en el Colegio de Fe y Alegría en Morichalito. Allí conocimos a la hermana Socorro y la catequista Adela que nos presentaron al resto de catequistas con los que íbamos a trabajar: Mª Ángeles, Pedro, Alexis, Freilis y, como no, Juan de Jesús y nuestro seminarista Alexi que no nos abandonaron en ningún momento y nos ayudaban a entender y conectar más con los jóvenes. Desde aquí agradecer a todos su amistad y alegría, sin ellos no hubiésemos podido realizar el campamento.
La convivencia con los muchachos nos ayudó a comprender mejor su realidad y a valorar más la nuestra. Algo que se dejaba ver fácilmente era la desestructuración familiar que vivían como algo normal y las carencias afectivas que tenían. Por eso creemos, que este campamento fue para muchos un espacio donde se sentían aceptados, queridos y respetados.
Intentamos en todo momento que la fe en Dios fuese el motor que los impulsara a mejorar, tanto ellos mismos como su entorno. La oración y la reflexión eran los momentos centrales de la jornada. Todos los días teníamos oración de la mañana, de la noche y eucaristía, lo que muchos valoraron, puesto que en sus comunidades sólo tienen ocasión de celebrarla cada quince días o una vez al mes. Además de poder compartirla con otros jóvenes y de participar activamente en ella.
Por las mañanas teníamos dinámicas de grupo donde intercambiaban experiencias, sentimientos y planes de futuro. Y por las tardes realizábamos talleres, donde dejaban ver su gran creatividad.
El campamento terminó con la realización de un Plan de Vida guiado por Juande. Esperamos que estos chicos continúen trabajando en sus comunidades para que sean comunidades vivas. Aprovechamos para darles mucho ánimo y mandarles saludos.
Con la hermana Socorro tuvimos la oportunidad de conocer las comunidades indígenas de la zona y la magnífica labor que las hermanas están realizando. Desde aquí le decimos que fue un placer conocerla y compartir esos momentos con ella y le agradecemos que nos tratara como si nos conociese de toda la vida.
No podemos dejar de mencionar el tiempo compartido con el padre Fernando, que celebraba sus 50 años de sacerdocio y al que nos encantó conocer, sin duda ha dejado una huella en nuestro corazón. Un ejemplo de sacerdote y de vida misionera.
También ha sido muy gratificante volvernos a encontrar con Juan Manuel Barreiro, además, en la tierra que un día nos enseñó a querer.
Agradecer también al Arzobispo Monseñor Medardo y a su hermana su hospitalidad. Son unas personas encantadoras.
Como podéis comprobar, para nosotros, ha sido un mes muy intenso y desde aquí os animamos para que, si tenéis la oportunidad, no dejéis de vivir una experiencia como esta, porque os aseguramos que merece la pena.
Sólo nos queda, volver a dar las GRACIAS a todos y cada uno de vosotros, que abristeis vuestro corazón y nos brindasteis vuestra amistad. Nos hemos sentido muy bien con vosotros, siempre os llevaremos en nuestro corazón y os tendremos presentes en nuestras oraciones.
Juanjo, Irene y Carmen Loli

7 comentarios:

bedelvacaya dijo...

caicara del orinoco
emporeo de riqueza
de gente bella
donde la coroba
nos deja degustar
de la misma naturaleza

benito cabrera
vivo en caicara desde hace 4 años,
luchando con las comunidades con anmcla, la asociacion nacional de medios comunitarios libres y alternativos, por consolidar el poder popular,

bedelvacaya dijo...

invito a todos los caicareños a sintonizar proximamente coroba 89.3 fm, COMUNITARIA PARTICIPATIVA Y PROTAGONICA

Anónimo dijo...

Qué Bello!!! Está lectura me ha llegado al corazón,me motiva.Gracias chicos por venir a mi tierra Caicara del Orinoco,las puertas estan abiertas para nuevas visitas y para tan grandes Misiones como son las de Dios...Pueblo mio seguid adelante.

Anónimo dijo...

Con gusto les escribío Fiore Sa.

Fiore Sa dijo...

Qué Bello!!! Está lectura me ha llegado al corazón,me motiva.Gracias chicos por venir a mi tierra Caicara del Orinoco,las puertas estan abiertas para nuevas visitas y para tan grandes Misiones como son las de Dios...Pueblo mio seguid adelante.

Anónimo dijo...

Dios le continue bendiciendo yayuadndo cada dia es una bendicion esta radio soy yhan carlos herreras primo de katti contreras

Anónimo dijo...

Thank you for some other informative blog. Where else may just I get that kind of info written in such
an ideal manner? I have a venture that I am just now operating on,
and I've been at the look out for such information.

Also visit my webpage best cellulite treatment