22 noviembre 2010

Noviembre 2010: Fuente Real en Pijiguaos

Los misioneros de Fuente Real, cuando iban saliendo de Caicara rumbo a Morichalito (Parroquia civil Los Pijiguaos, junto con jóvenes del ministerio de música de la parroquia Ntra. Sra. de la Luz, fueron a ver un terreno y subieron a uno de los cerros más altos de Caicara para contemplar una vista hermosa de los barrios y del Orinoco al fondo...

...junto a este lugar, visitaron una pequeña y humilde comunidad indígena de la etnia Hivi, que les llamó mucho la atención...

Después prosiguieron el viaje hasta llegar a Los Pijiguaos, donde se encuentra la parroquia eclesiástica que atiende el P. Manolo los fines de semana, ahora sólo atendida cada quince días, mientras llega otro sacerdote de la diócesis de Málaga para completar el equipo misionero

Por el camino tuvieron ocasión de ver y de pararse para fotografiar el "Salto Chaviripa" a 90 km. de Caicara; muy significativo para estos misioneros, porque esa imagen que veían es el propio logotipo de su asociación "Familia Fuente Real", una cascada que mana de un cerro, de una roca, agua que va dando vida...

también de contemplar la belleza de sus paisajes, como éste del "Banco de la Osa" o sabana de "La Osa" con sus palmeras de moriche, que da amplitud de miras y apuntando lejos, hacia el horizonte...

Se llegó después de 2 horas de camino a Morichalito, pueblo que nació hace 22 años aprox. alrededor de la Mina de Bauxita. En la imagen una de las calles principales, están sin asfaltar, no hay red de aguas servidas que llegue a las casas, hay que hacer algibes en los patios, también hay que hacer pozos sépticos o letrinas, porque no hay red de alcantarillado..., a pesar de todo, ésta es considerada tierra de encuentro, porque numerosas personas de manera permanentemente, procedentes de otros estados del país, y de otros paises (colombianos, ecuatorianos, peruanos, brasileiros, árabes, chinos, etc.) confluyen en este lugar buscando nuevas oportunidades de vida

Esta es la Iglesia "Virgen del Valle" de Morichalito, sede parroquial, que cuenta con casa parroquial. Aquí se hospedaron los misioneros durante el día 1 y 2 de noviembre

Antes de iniciar la evangelización oraron en el templo contemplando la imagen de Jesús Nazareno (tallada en madera por los indígenas Hivis del Estado Amazonas)...

..., la imagen del crucificado que preside esta iglesia, esculpida por estos mismos indígenas...

... la imagen de la Virgen del Valle, patrona de esta localidad, y también de todo el Oriente de Venezuela. Es una imagen muy sencilla, de escayola,pero muy apreciada por la feligresía...

... pero sobre todo, oraron contemplando el sagrario, que es el corazón de este templo, porque Jesús está aquí. Este sagrario lo hicieron los indígenas "eñepá" de San José de Kayamá...

representa una chururata "panare" o "eñepá" (casa, o choza donde viven ellos), con lo que se quiere indicar que el Cuerpo de Cristo,el Señor vive con ellos, está dentro de sus casas, de sus vidas, de su cultura... Está hecho de un tronco que es ahuecado y recubierto con pedacitos de caña de junco...

Mientras los demás oraban, varios misioneros preparaban el sonido, para anunciar a la población recorriendo sus calles de la actividad que se iba a llevar a cabo en la cancha cubierta del pueblo: la Eucaristía de "Todos los Santos" y a continuación el Concierto de Música Cristiana

En el inicio de la Eucaristía, concelebrada por el P. Jean Carlos Benítez y presidida por el P. Manolo, a éste los feligreses le dieron una sorpresa, colocaron un cartel detrás del altar que decía: "Padre Manolo!!!, somos tu familia", con este gesto lo felicitaban por su cumpleaños

La celebración fué una bella alabanza a Dios, muy vivida y participada por todos

Después de la Ecuaristía, prosiguió el concierto, de alguna manera fue la prolongación de esa alabanza a Dios por Jesucristo con el canto, el mimo y el teatro, expreban el contenido fundamental de la fe y doctrina del evangelio, además de los valores humanos y dignidad de la persona que en numerosas ocasiones se siente amenazada por diversas causas. Fue un gran momento de predicación pública por parte de los misioneros.

Al finalizar el concierto picaron la torta al P. Manolo y le cantaron de una manera muy simpática "Feliz Cumpleaños" en versión criolla y bíblica

Al día siguiente, 2 de noviembre, el P. Manolo muy temprano dejó a los misioneros en Morichalito, mientras él se desplazó a varias comunidades de la zona para celebrar la eucaristía y visitar algunos cementerios, haciendo unos 350 km.
Los misioneros aprovecharon la mañana para visitar junto con la Hermana Socorro,concepcionista de la enseñanza, varias comunidades indigenas de las etnias: piaroas, hivis, piapocos, curripacos y eñepás de la zona

Oraron con ellos ecuménicamente, pues en su gran mayoría son "cristianos evangélicos"

jugaron, rieron con los niños...

... cantaron y se divirtieron un puyero, un montón...

...y aprovecharon para ver y adquirir artesanía indígena con motivos religiosos

Después se desplazaron a una zona más allá del pueblo de Pijiguaos...

... para visitar a la comunidad indígena eñepá de Las Bateas...

... donde compartieron con la comunidad, especialmente con niños y jóvenes...

A las 3 de la tarde lo esperaban en el campamento Bauxilúm los hijos de los trabajadores de la Mina, niños de la catequesis...

... que reunidos en el teatro gozaron con la enseñanza y las dinámicas de los misioneros...

... quienes a través de la Palabra de Dios llegaban al corazón de los niños, algunos de ellos no podían contener las lágrimas al descubrir el amor gratuito de Dios y el sentido de la reconciliación...

También los misioneros se reunieron con los papás de los niños en el teatro, donde entre oraciones, cantos y dinámicas, tocaron el tema de la importancia y responsabilidad en la educación de sus hijos, y de cuidar la dimensión religiosa.
A las 7 de la noche fueron invitados a participar de la Santa Misa en el templo "La Inmaculada" del campamento Bauxilúm, junto con otros creyentes que se unieron para conmemorar a los fieles difuntos.

Hubo mucha participación, ese día muchos padres fueron con sus hijos.

Presidió la Misa el P. Jean Carlos, misionero Fuente Real, mientras, el P. Manolo, que llegó en esos momentos, aprovechó para sentarse a confesar, y no fue en balde, porque acudieron numerosas personas a este sacramento, algunos desde hacía años, e hicieron una buena y fructuosa confesión, signo inequívoco del paso del Señor por la comunidad y la vida personal, Él estaba tocando los corazones.

Después de la bendición final, el P. Manolo dio las gracias a todos los participantes por el interés mostrado durante la jornada, y en especial a los misioneros que no habían descansado ni un momento desde las 3 de la tarde hasta las 8,30 de la noche, después de una semana de evangelización en Caicara. Después de estas palabras, la comunidad le cantó también el cumpleaños y le regalaron una torta que se compartió con todos. Muy emotivo y entrañable todo.

Pero la cosa no terminó allí, se invitó de nuevo a todos los que podían y querían, ir al teatro para participar del concierto con el culminó esta jornada y los Talleres de Evangelización dirigidos por estos misioneros en nuestro municipio...

Fué un momento de gran impacto para todos los que participaron

En la madrugada del día 3 de noviembre, los participantes de la Familia Fuente Real, dejaron nuestro territorio tomando la ruta del Estado Apure, y regresaron a casa, en las ciudades de Barinas, San Carlos de Cojedes y Guanare, recorrido que se hizo muy largo, no sólo por la distancia en kilómetros, sino por el mal estado de la vía y la lluvia torrencial que cayó durante el viaje, tardaron 16 horas para llegar a su destino, pero felices y contento de haber hecho lo que tenían que hacer.
¡Muchísimas gracias hermanos!

1 comentario:

Anónimo dijo...

P.Manolo: ¡que alegría da, ver tanta participación y estusiasmo en las celebraciones preparadas por ustedes!
Veo a Monseñor Medardo y al P. Amalio
Rezo al Señor por todos ustedes.
Isa